top of page

¿Qué debemos de recordar en estos momentos de volatilidad en los mercados?

Actualizado: 7 jun 2023



“MisterMarket es un esquizofrénico en el corto plazo, pero a largo plazo recupera su cordura” Benjamin Graham

Hemos experimentado años caracterizados por una alta volatilidad en casi todos los activos en el mundo, algo que ha sucedido en otros momentos de la historia, pero que no es un común denominador y genera consecuentemente nerviosismo.


Estos momentos nos llevan normalmente a hacernos preguntas como: ¿Cuánto duraran las correcciones? ¿Regresaran los mercados algún día a los niveles donde estaban? ¿Estaba bien invertido mi portafolio de inversión? ¿Si vendo mi posición podre recomprarla si se ajusta más el mercado? ¿Dónde puedo encontrar rendimiento en este momento?.... y muchas más preguntas, por lo que creemos importante recordar cuatro premisas básicas de inversión que nos ayudaran a mantener la calma y a tomar las decisiones más adecuadas.


1. Perfil de Inversión


Determinar y/o revalidar nuestro perfil de inversión teniendo muy claro el equilibrio entre 3 conceptos básicos:


  • Plazo de la inversión Definir el tiempo que estoy dispuesto a invertir mi portafolio de inversión, con el objetivo de que se logre la madurez de cada uno de los componentes del portafolio y se puedan amortiguar en el tiempo las fluctuaciones que se puedan presentar.


  • Objetivos de la inversión Determinar qué es lo que busco con mi portafolio de inversión (inversiones con propósito) y cuál es la tasa de rentabilidad que espero de mi patrimonio para los objetivos que como inversionista que me he planteado en el tiempo (ej. retiro, compra de un bien, herencia etc.).


  • Tolerancia al riesgo Tener claro cuanta fluctuación en los mercados puedo soportar con base en mi edad y mi personalidad para lograr los objetivos que me he planteado. Es importante tener este punto lo más claro posible para evitar que la fluctuación en la estructura de mi portafolio me provoque un nerviosismo desmesurado, que me haga tomar decisiones irracionales que puedan tener un impacto permanente en mi portafolio en el tiempo.


El perfil de inversión, con base en los tres factores mencionados, juega un papel muy importante en las inversiones de largo plazo; si los hemos definido y balanceado correctamente, lograremos lo que se ha planteado en el tiempo. Si en un momento de volatilidad presentamos un nerviosismo extremo que nos lleve a tomar decisiones de cambio radical en nuestro portafolio, entonces es probable que tengamos que revisar nuevamente nuestro perfil de inversión para que se adecue a nuestras necesidades y objetivos.


2. Proceso


Hay que asegurarnos que el manejo de nuestro portafolio de inversión esté apegado a un “proceso” disciplinado de inversión, que nos permita equilibrar la relación entre el rendimiento que espero y el riesgo que quiero y debo asumir con base en mi perfil determinado.


El proceso debe basarse en una correcta “asignación de activos” lo que significa que determinemos un equilibrio adecuado al invertir las diferentes clases de activos y/o mercados (renta fija, renta variable, bienes raíces, capital privado, etc.), con la finalidad de lograr los objetivos que me he planteado. Cabe destacar que esta decisión dentro del proceso es la más importante e históricamente ha representado el 91.5% de la contribución al rendimiento en los portafolios de largo plazo, contrario a otros factores que en algún momento pensamos que contribuyen más, como el timing (1.4%), selección de emisoras dentro de cada mercado (4.6%) y otros (2.1%)1


Hay que tener presente que las distintas clases de activos y/o mercados tienden a comportarse de manera diferente en el tiempo. Algunos activos o mercados ganan menos, pero protegen más (ej. renta fija) y otros ganan más, pero son más vulnerables a la volatilidad de los precios (ej. renta variable).


Consecuentemente los portafolios de inversión fluctúan en función de la proporción que tiene cada mercado, por lo que es muy importante para lograr nuestros objetivos “re-balancear” el portafolio a sus porcentajes originales después de ciertas desviaciones que se hayan presentado a través del tiempo, logrando con ello de manera sistemática comprar en los mercados que hayan bajado y vender en los que hayan subido, pero manteniendo la estructura de riesgos determinada inicialmente.


3. Diversificación

Cuando definimos la asignación de activos mencionada anteriormente, empezamos un proceso de diversificación a través de las diferentes clases de activos y mercados que elegimos para construir el portafolio, pero debemos asegurarnos de que cada una de estas clases de activos y mercados estén también ampliamente diversificados.


Esta diversificación adicional y necesaria nos ayuda a evitar concentraciones en ciertas emisoras dentro del portafolio, que pudieran ocasionar no solo riesgos de volatilidad o fluctuación, sino la posibilidad de perder capital permanente ante otro tipo de riesgos (crédito, operacional, regulatorio, liquidez etc).


Actualmente vehículos como los Exchange Traded Funds (ETF´s) y en algunos casos muy particulares los fondos mutuos permiten lograr de manera eficiente esta diversificación en cada clase de activo y/ o mercado, contribuyendo a minimizar el riesgo de nuestro portafolio.




4. Paciencia


Hay que recordar cuando invertimos en activos financieros que cada uno de ellos tiene riesgos diferentes y aunque estemos invirtiendo en un portafolio bien estructurado y diversificado con base en un perfil y los vehículos adecuados de inversión, vamos a estar expuestos a fluctuaciones del mercado.


Apegarnos a nuestro horizonte de inversión y mantener la paciencia a que los mercados normalicen sus comportamientos, son factores fundamentales para lograr los objetivos que nos planteamos. No olvidemos lo que apunta Warren Buffet… ”Invierte a largo plazo”.


Finalmente, tenemos que reconocer que los mercados son muy difíciles de predecir ya que, aunque existen factores fundamentales en los activos que se valorizan para tomar las mejores decisiones, también hay factores exógenos difíciles de controlar que generan mercados a la alza y mercados a la baja, pero en el tiempo los activos se normalizan y hay que estar preparados con base en la paciencia, disciplina y diversificación para lograr alcanzar nuestros objetivos en el tiempo.



Texto: Salvador Orozco
Gráficas: Ángel Espinosa
55 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Leonardo_Diffusion_white_mountains_in_the_back_minimalist_desi_0.jpg
Leonardo_Diffusion_white_mountains_in_the_back_minimalist_desi_0.jpg

Welcome

"Somos la guía en la planeación y gestión patrimonial de tu futuro."

En Sherpa Capital te ayudamos en la planeación y gestión de tu
patrimonio local y global para alcanzar tus objetivos financieros y de vida.
bottom of page